Casa Sol

es Español
es Español

¿En qué isla debería invertir?

  • Casa
  • ¿En qué isla debería invertir?

¿En qué isla debería invertir?

Si estás pensando en comprar o vender una propiedad en Canarias, seguramente te habrás preguntado cuál es la mejor isla para hacerlo. Tenerife y Gran Canaria son las dos islas más grandes, pobladas y visitadas de todo el archipiélago, ambas ofrecen numerosos atractivos para vivir o invertir. Sin embargo, también tienen sus diferencias y particularidades que debes conocer antes de tomar una decisión. Aquí te contamos las principales características y beneficios de cada una, para que puedas elegir la que más se adapte a tus necesidades y preferencias.

  • Tenerife es la isla más extensa y la más alta de España, gracias al imponente Teide, el pico más alto del país con 3.718 metros. Dicho volcán es el símbolo de la isla y forma parte de su espectacular paisaje, el mismo se puede admirar desde el Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tenerife también cuenta con otros parques naturales, como el Parque Rural de Anaga o el Parque Natural de la Corona Forestal, donde se puede practicar senderismo y disfrutar de la biodiversidad de la isla. Tiene más de 100 playas, de arena negra, blanca o dorada, donde se puede tomar el sol, bañarse o practicar deportes acuáticos. Algunas de las más famosas son la playa de Las Teresitas, la playa de El Médano o la playa de Los Cristianos. Además, la isla ofrece una amplia oferta de ocio y cultura, con parques temáticos, museos, teatros, y diversos festivales. La gastronomía es otro de los principales atractivos de la isla, contando con una amplia variedad de platos tradicionales y típicos de Canarias, también cuenta con un clima diverso siendo el Sur de la isla una de las zonas con mejor clima y perfecto para actividades turísticas, acuáticas y de ocio, y el Norte de la isla en cambio es una zona con más vegetación y diversidad de especies autóctonas siendo está zona perfecta para actividades en la montaña como el senderismo.
  • Gran Canaria es la isla más poblada y cosmopolita del archipiélago. Su capital, Las Palmas de Gran Canaria, es una ciudad moderna y dinámica, con una gran oferta cultural, comercial y de ocio. La ciudad cuenta con una de las mejores playas urbanas del mundo, la playa de Las Canteras, donde se puede disfrutar del sol, el mar y el ambiente. También cuenta con playas espectaculares fuera de la ciudad, como la playa de Maspalomas, famosa por sus impresionantes dunas de arena dorada, o la playa de Amadores, una de las más tranquilas y bonitas de la isla. Además, la isla ofrece una gran variedad de paisajes naturales, desde montañas y bosques hasta acantilados y calas. Algunos de los lugares más emblemáticos son el Roque Nublo, el Barranco de Guayadeque o la Cueva Pintada. La gastronomía en Gran Canaria no se queda atrás y al igual que Tenerife cuenta con varios platos tradicionales y típicos de las islas. Además cuenta con un clima subtropical suave y estable durante todo el año.

Aparte de Tenerife y Gran Canaria el archipiélago cuenta con varias islas más que también ofrecen climas y paisajes idóneos para vivir e invertir. 

  • Lanzarote que junto a la Graciosa es la isla más oriental de Canarias, y la más cercana al continente africano. Su paisaje se caracteriza por su origen volcánico, que le confiere un aspecto árido y singular, con tonos rojizos, negros y ocres. Cuenta además con el Parque Nacional de Timanfaya, donde se puede admirar la fuerza de la naturaleza y la belleza de sus cráteres, lavas y géiseres. Además, la isla tiene playas de arena blanca y aguas cristalinas, como la playa de Papagayo o la playa de Famara, ideales para el baño y el surf.
  • Fuerteventura es de las islas más extensas de Canarias, y de las más cercanas al continente africano. Su paisaje se caracteriza por su relieve llano y árido, con escasa vegetación y grandes extensiones de arena. Fuerteventura tiene más de 150 playas, algunas de las más largas y espectaculares de Canarias, como la playa de Sotavento, la playa de Cofete o la playa de Corralejo. Estas playas son ideales para el baño, y la práctica de deportes náuticos, como el surf, el kitesurf o el windsurf, ya que la isla tiene un viento constante y favorable.
  • La Palma es una de las islas más occidentales de Canarias. Su paisaje se caracteriza por su relieve abrupto y montañoso, con una gran variedad de microclimas y ecosistemas. Tiene el 35% de su superficie cubierta por bosques, lo que le ha valido el sobrenombre de la isla bonita y verde. También cuenta con el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, uno de los mayores cráteres volcánicos del mundo, donde se puede disfrutar de la naturaleza y el senderismo. Además tiene otros parques naturales, como el Parque Natural de Cumbre Vieja, donde se encuentra el volcán más activo de Canarias, o el Parque Natural de las Nieves. 
  • El Hierro es una de las islas más pequeñas y meridionales de todo el archipiélago. Su paisaje se caracteriza por su origen volcánico, que le confiere un aspecto árido y singular, con tonos rojizos, negros y ocres. La isla tiene una costa escarpada y rocosa, con pequeñas calas y piscinas naturales, como el Charco Azul o el Charco de los Sargos. También tiene playas diversas, como la playa de Arenas Blancas o la playa de El Verodal. Además, cuenta con una rica biodiversidad marina, que se puede apreciar en la Reserva Marina de El Hierro, uno de los mejores lugares de Canarias para el buceo.
  • La Gomera es también de las islas más pequeñas, y la más cercana a Tenerife. Su paisaje se caracteriza por su relieve abrupto y circular, con profundos barrancos y valles. La Gomera tiene playas de arena negra y piedra, como la playa de Valle Gran Rey o la playa de San Sebastián. También tiene acantilados y calas, como los Acantilados de Los Órganos o la Cala de Chinguarime. Además, la isla tiene una gran riqueza natural, con espacios protegidos, como el Parque Nacional de Garajonay, donde se encuentra el mayor bosque de laurisilva de Canarias, el cual es un tipo de vegetación húmeda y densa.
  • La Graciosa es la isla más pequeña y más meridional de Canarias, y la única que no tiene asfalto ni semáforos. Su paisaje se caracteriza por su origen volcánico, que le confiere un aspecto árido y singular, con tonos rojizos, negros y ocres. La Graciosa tiene una costa escarpada y rocosa, con pequeñas calas y piscinas naturales, como el Charco Azul o el Charco de los Sargos. También tiene playas de arena blanca y aguas cristalinas, como la playa de La Cocina o la playa de Las Conchas, ideales para el baño y el surf.

En conclusión el archipiélago canario cuenta con varias islas potenciales como las anteriormente mencionadas en las que comprar o vender bienes inmuebles y satisfacer a la perfección las necesidades de cualquier tipo de cliente.

Categorías

Secondary search

placeholder
Ir al contenido